¿QUIÉNES SOMOS?

 

Somos parte de una iglesia global, dedicada a promover las misiones en cumplimiento a la gran comisión establecida por Jesús (Mt. 28:19,20)para predicar el evangelio en lugares donde no ha sido predicado.

VISIÓN

Traer personas a Jesús y hacerlos miembros de Su familia, ayudándolos  a crecer espiritualmente, equipándolos para servir y así puedan cumplir el propósito de Dios en sus vidas.

MISIÓN

Ser una iglesia que ama a Dios, crece espiritualmente y comparte de Su amor con otros.

Isaías

58:11

BORRÓN Y
CUENTA NUEVA>

2 Corintios 5:17

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es[a]; las cosas viejas pasaron; he aquí, son hechas nuevas.

TODOS MERECEMOS OTRA OPORTUNIDAD.

De lo bueno a lo mejor>

Filipenses 1:6
estando convencido precisamente de esto: que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Cristo Jesús.
TODOS TENEMOS UN GRAN FUTURO EN JESUS.

Ladrillo sobre ladrillo>

1 Pedro 2:5
también vosotros, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual para un sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo.
TODOS TENEMOS ALGO
QUE DAR

Hasta que>

Lucas 18:1
Y les refería Jesús una parábola para enseñarles que ellos debían orar en todo tiempo, y no desfallecer,
TODOS DEBEMOS CULMINAR LA CARRERA

En Jesús

somos

hechos nuevos...

¿EN QUE CREEMOS?

 

La Biblia: Es la palabra de Dios para todo el mundo. Fue escrita por autores humanos bajo la dirección sobrenatural del Espíritu Santo. Por que fue inspirada por Dios, la Biblia es la verdad sin una mezcla de error y es totalmente relevante en nuestras vidas cotidianas. Deuteronomio 4:1-2; Salmos 119:11, 89, 105; Isaías 40:8; Mateo 22:29; Juan 5:39; 16:13-15; 17:17; Romanos 15:4; 2 Timoteo 3:15-17; Hebreos 1:1-2; 4:12; 1 Pedro 1:25; 2 Pedro 3:16

La Trinidad: Dios siempre ha existido en una relación de amor entre Él mismo por toda la eternidad. Existe como uno en tres personas: El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Aunque cada miembro de la Trinidad sirve en diferentes funciones cada uno tiene el poder y la autoridad igual. Deuteronomio 6:4; Isaías 61:1; Mateo 28:19; Marcos 1:9-11; Lucas 1:35; Juan 5:21-23; 14:10, 16; Romanos 8:9-11; 1 Corintios :6; 2 Corintios 13:14; Hebreos 1:8-10; Santiago 2:19

El Padre: Dios es grande: El es Todopoderoso, conoce todo, Él esta en todo lugar todo el tiempo, nunca cambia, es totalmente digno de nuestra confianza y sobre todo Él es Santo. Es en Él que vivimos, nos movemos y existimos. Dios es bueno. Él es nuestro Padre. Es compasivo y clemente, lento para la ira y abundante en misericordia y verdad (fidelidad). Él siempre es fiel a Su pueblo y Sus promesas. Éxodo 3:14; Números 23:19; Levítico 11:44-45; 19:2; Salmo 11:4-6; Malaquías 3:6; Juan 3:16; 4:24; 5:26; 14:1; Hechos 17:28; Romanos 3:3-4

El Hijo: Jesucristo es totalmente humano, pero al mismo tiempo es totalmente Dios. Él es el único plan que existe para regresar a gente que anda lejos de Dios para que tengan una relación sana con Él. Vivió una vida perfecta para poder tomar nuestro lugar y satisfacer el requisito del Padre de la perfección. Venció la muerte en Su resurrección para que podamos vivir. Isaías 7:14; 53; Mateo 1:18-23; 3:17; 8:29; 14:33; 16:16; 28:5-6; Lucas 22:70; 24:46-47; Juan 1:1, 14; 10:30; 11:25-27; 17:1-5; Hechos 1:9; 2:22-24; 7:55-56; Romanos 1:3-4; 3:23-26; 8:1-3; 10:4; 1 Corintios 8:6; 2 Corintios:19-21; Gálatas 4:4-5; Filipenses 2:5-11; Colosenses 1:15; 2:9; 1 Timoteo 2:5-6; 3:16

El Espíritu Santo: La presencia del Espíritu Santo nos asegura que estamos en una relación con Dios. Él guía a todos los creyentes a la verdad y exalta a Cristo. Convence al mundo de pecado, del juicio que vendrá. Nos consuela, nos da dones espirituales y nos hace más como Cristo. Génesis 1:2; Salmo 51:11; 139:7; Isaías 61:1-3; Joel 2:28-32; Marcos 1:10; Lucas 1:35; 4:1; 11:13; 12:12; Juan 15:26; 16:7-14; Hechos 1:8; 2:1-4; 13:2; Romanos 8:9-11, 14-16, 26-27; 1 Corintios 3:16; Efesios 1:13-14; 2 Pedro 1:21; Apocalipsis 22:17

La Eternidad: Los seres humanos fueron creados para vivir eternamente. Existirán eternamente separados de Dios debido al pecado o existirán en unión con Dios por medio del perdón y salvación. Estarán separados de Dios por la eternidad en el infierno ó Estarán en unión con Dios por la eternidad en el cielo. El cielo y el infierno son lugares de existencia eterno.

El Hombre: El hombre es hecho a la imagen de Dios y es lo supremo de Su creación. El hombre fue creado para tener una relación con Dios, pero fue separado de Dios debido a su desobediencia pecaminosa. Como resultado de su desobediencia no es capaz de tener una relación con Dios basada en sus obras. Cada ser humano es una creación única de Dios, tiene dignidad, y merece el respeto y el amor cristiano. Génesis 1:26-30; 2:7, 18-22; 3; Salmos 8:3-6; 32:1-5; 51:5; Isaías 6:5; Jeremías 17:5; Hechos 17:26-31; Romanos 1:19-32; 3:10-18, 23; 5:6; 6:6; 7:14-25; 1 Corintios 1:21-31; 15:19, 21-22; Efesios 2; Colosenses 1:21-22; 3:9-11

La Salvación: La sangre de Jesucristo derramada en la cruz provee el único camino a la salvación por medio del perdón del pecado. La salvación ocurre cuando alguien tiene fe en la muerte y la resurrección de Jesucristo como suficiente paga para su pecado. La salvación es un regalo de Dios y no se puede ganar por el esfuerzo humano. Isaías 1:18; 53:5-6; 55:7; Mateo 1:21; 27:22-66, 28:1-6; Lucas 1:68-69; 2:28-32; Juan 1:12; 3:16, 36; 5:24; Hechos 2:21; 4:12; 16:30-31; Romanos 1:16-18; 3:23-25; 5:8-10; 6; 1 Corintios 1:18; 2 Corintios:17-20; Gálatas 2:20; 3:13; Efesios 2:8-10; Filipenses 2:12-13; Hebreos 9:24-28; Apocalipsis 3:20

La Iglesia: La iglesia es una comunidad local de creyentes bautizados unidos por la fe en Cristo. Esta comprometida con las enseñanzas de Cristo y a obedecer sus mandamientos y busca llevar el evangelio a todo el mundo. Los miembros de la iglesia trabajan juntos en amor y armonía con el máximo propósito de glorificar a Cristo. Mateo 16:18-19; 18:15-20; Hechos 2:41-47; 5:11-14; 13:1-3; 14:23; 16:5; 20:28; 1 Corintios 7:17; 9:13-14; 12; Efesios 1:22-23; 2:19-22; 3:10-12; 5:22-32; Colosenses 1:18; 3:15; 1 Timoteo 4:14; 1 Pedro 5:1-4; Apocalipsis 21:2-3 

Si te interesan estos temas y quieres saber más de cómo y que creemos a profundidad, lee tu Biblia, recomendamos empezar por los libros de Romanos, Juan y los demás evangelios.

Amar a Jesucristo y Amar a los que me rodean.